¡Hacer foley es divertido!
19 octubre 2020
Antes de llegar a Cocolab, mi colega y yo trabajábamos como productores e ingenieros de grabación y desde mis primeras sesiones de grabación con productoras multinacionales de hip hop, me obsesioné con la creación de sonidos originales, excitantes y, lo más importante, DIVERTIDOS. Al escuchar las producciones de los mejores en la industria durante sesiones de hasta 14 horas, comencé a darme cuenta que el hip hop se construía de sonidos y combinaciones increíbles que nunca antes se habían escuchado. A medida que mi carrera progresaba en la post-producción de audio, composición y eventualmente electrónica y latin underground, los bancos de audio y los sonidos pre-grabados se volvieron más asequibles y venían incluidos en todos los paquetes de software de creación musical.

Nunca me llamó la atención utilizar estos sonidos y presets incluidos, por algunas razones. La primera, y la más importante, es que es más DIVERTIDO crear tu propia paleta de sonidos ¡desde cero! Además, estos sonidos pre-grabados raramente son emocionantes y tienden a sonar mucho como a stock. También me di cuenta que es estadísticamente casi imposible encontrar EXACTAMENTE la pauta de shaker correcta para la canción en la que estás trabajando. Por otro lado, tenía acceso a un equipo de grabación de primera clase y siempre podía hacer un mejor trabajo, a una mayor resolución y con más matices que cualquier audio que pudiera encontrar en las bibliotecas. Y, después de un tiempo, tuve mi propia biblioteca de sonidos completamente originales e interesantes que nadie había escuchado antes.

Cuando me convertí en diseñador de sonido para Cocolab, rápidamente llegué a la resolución de que debíamos grabar y crear nuestros propios sonidos y nunca usar bancos de sonidos. En la industria cinematográfica, el proceso de grabar efectos de sonido mientras se está realizando la película se llama "Foley". ("Gavirasos" en México, en honor a Gonzalo Gavira, nuestro Maestro del Foley que ganó un Premio de la Academia por "El Exorcista".) Aplastar sandías para las películas de terror y caminar en un lugar para reproducir pasos son dos ejemplos populares de efectos de sonido recreados.

Pero llegamos a esta técnica a través del estudio de música y realmente no pensamos en el foley como una capa extra de efectos especiales, sino como lo que debía ser la norma, debíamos grabarlo todo, con un equipo increíble y con mucho cuidado y atención. ¡Y fue DIVERTIDO de inmediato!

Una chaqueta de cuero se convirtió en el aleteo de las alas de un murciélago gigante, raspamos algunas rocas entre ellas para producir un sonido de terremoto en su tono más bajo y sólo tuve que pedir prestadas unas pocas plantas de la oficina para hacer el sonido de hojas crujiendo. Me tomó una semana de intentos pero finalmente atrapé una abeja en un contenedor de plástico, corté dos agujeros para los micrófonos y obtuve los sonidos más realistas posibles de una abeja gigante para una escena con abejas del tamaño de autobuses que sería proyectada en una de las caras de una pirámide maya. La abeja parecía muerta cuando terminó la sesión, pero finalmente se despertó y se fue volando después de unos minutos en la terraza.

El mundo del espectáculo es intenso, y no es para todos. Correr por la oficina mientras escuchamos diferentes cosas fue divertido también y a veces mis compañeros de trabajo hacían muy buenas sugerencias sobre cómo recrear un sonido cuando me veían buscando objetos ruidosos en el taller.

Nos entusiasmamos con este proyecto y comenzamos a hacer mejoras en el proceso. Nuestros amigos de Diseño Industrial, aquí en el Cocolab, me construyeron una pequeña mesa con 9 superficies diferentes, llamada "la casa de muñecas" (porque originalmente pensé que necesitaba paredes) en la que logré simular miles de partículas en movimiento dejando caer arroz sobre vidrio, metal, piedra, muchos tipos de madera y diferentes grosores de papel. Me pasé a los micrófonos orquestales y empecé a grabar todo muy de cerca y "en miniatura". Para nuestra sorpresa, los pequeños sonidos grabados de cerca suenan gigantescos cuando se reproducen en una catedral con un gran sistema de PA. Encontramos que la mejor manera de crear efectos cuadrafónicos dramáticos era actuar frente a 4 micrófonos colocados en una configuración a pequeña escala que reflejaran la futura posición de los altavoces. Comenzamos una biblioteca personalizada de reverberaciones de los espacios en los que estábamos trabajando. La reverberación que se escucha en la voz FUERA de una catedral, por ejemplo, es en realidad una reverberación grabada DENTRO de la misma catedral.

Un día traje unas cuantas películas de Hollywood en DVD con la intención de tal vez robar y modificar sonidos de algunos de los grandes éxitos de taquilla, pero cuando las escuchamos nos parecían planas y poco interesantes comparadas con el diseño de sonido de nuestro último show. Esto animó a mi colega a buscar formas de hacer las cosas aún más REALES. Necesitábamos sonidos de insectos, lluvia y otros ambientes para un show que estábamos produciendo en Campeche. Viajamos al sitio e hice "grabaciones de campo" de todos los sonidos que necesitábamos. El trueno, por ejemplo, grabado en Quad, fue grabado en el estacionamiento del Hotel en Campeche. Cuando regresamos unos meses después para finalizar el espectáculo, notamos que el ambiente real del sitio, combinado con nuestras grabaciones de exactamente los mismos sonidos reproducidos por los altavoces, daban la impresión de un espacio mágico en 3D de 500 metros de profundidad. Nos prometimos a nosotros mismos usar SOLAMENTE grabaciones de campo de las ubicaciones exactas para todos nuestros proyectos en el futuro.

Entonces descubrimos la "Naturaleza Aumentada". Si los sonidos reales de animales y pájaros de un sitio se efectúan o se procesan de manera interesante y luego se reproducen a través de altavoces colocados en los árboles, los pájaros reales se combinan con los "pájaros mágicos" y trabajan juntos para crear una experiencia verdaderamente maravillosa, surrealista y verosímil.

Existe un dicho de la Edad de Oro de los estudios de grabación que dice: "La diversión se pega a la cinta". Si nosotros, como artistas, nos divertimos tratando de crear el mejor y más asombroso trabajo que somos capaces de lograr, ese sentimiento se transmite a la audiencia. Nunca espero que nadie se dé cuenta de que los efectos de sonido están bien hechos, pero cuando nosotros nos inspiramos durante la creación, la gente inevitablemente se inspira con la experiencia.

Si quieren ver a Gonzalo Gavira en acción... ¡Aquí está!

Nacido en Brooklyn, NY, Eugene comenzó su carrera profesional a los 16 años tocando el saxofón para la banda Charley Dee Blues. Después de titularse en Producción/Ingeniería y Composición para Bandas Sonoras en el Berklee College of Music (Boston), se mudó de nuevo a la ciudad de Nueva York para grabar Hip Hop y dirigir un estudio de post-producción de audio. Eugene ha sido nominado a los Grammys (Kanye West, Brandy) y a un Emmy (Dora the Explorer) y trabajó más tarde como Coordinador Musical para la cadena de televisión A&E como Ingeniero de Postproducción de Audio y Compositor de TV. Antes de llegar a México, trabajó 10 años como productor independiente en Los Ángeles dentro del movimiento Latin Underground y componiendo música electrónica. Ahora vive en CDMX y se desempeña como co-director de Audio/Música (junto con quien ha sido su compañero musical durante mucho tiempo, Edi Kistler) en Cocolab, en donde se concentra en la composición, diseño de sonido y post-producción de audio.

up